Jueves, 14 de Diciembre 2017

Noticias de Móstoles - AL DIA MÓSTOLES
Buscar en la web
MÓSTOLES

Los afectados por los fondos buitre en el PAU-4 se rebelan contra las empresas

Los afectados por los fondos buitre en el PAU-4 se rebelan contra las empresas
19 de junio 2017

Las familias residentes en el PAU-4 de Móstoles, afectadas por los fondos buitre, se han plantado en su causa y rechazan aceptar las nuevas condiciones que el fondo Testa Residencial les exige para poder ejercer tanto el derecho a compra de sus viviendas como para continuar como alquilados.

El pasado 18 de junio estos contratos de arrendamiento llegaron a su fin. Estos han estado vigentes desde junio de 2010, momento en el que los residentes firmaron un contrato de alquiler, con opción a compra, por una cantidad de 500 euros al mes y que pasados siete años quedarían en unos 70.000 euros aproximadamente, relativo al precio valorado por entonces, según informan los propios afectados.

Sin embargo, uno de los involucrados en este suceso, Daniel Alberto Hernández, asegura que “para nuestra sorpresa, una vez pasado el plazo, y cuando el precio de la vivienda no ha hecho más que caer en estos años, nos encontramos con que existe un coeficiente de actualización de 2, que eleva la opción de compra hasta 140.000 euros”. Además, en el caso de que los inquilinos rechacen la opción a compra y su intención sea la de continuar como alquilados, el fondo Testa les aumenta entre 150 y 200 euros el precio del alquiler, así como un desembolso adicional de otra mensualidad a la que llaman garantía adicional, lo que consideran como algo abusivo. “Nos negamos a esto, Testa no quiere negociar nada y estamos que no sabemos qué hacer", explica Alberto Hernández.

En su día, el acceso a estos pisos “exigía unas condiciones de renta, de edad, de necesidades especiales, pero ahora nos enteramos que pasan de ser VPO a vivienda libre y nos cambian las condiciones”, informa otro de los afectados. Junto a este caso de la promoción de viviendas de la calle Cefeo, aseguran los vecinos que existen otras 600 viviendas del PAU-4 en una situación similar.

En este sentido, los afectados tienen claro que por “pisos de bajas calidades, sin lujos, sin piscinas, con 59 metros cuadrados, muy normalitos” no están dispuestos a pagar 140.000 euros, al igual que tampoco pueden permitirse pagar más por el alquiler cuando existen “otras viviendas nuevas y mejores más baratas a precio de mercado”.

Por un lado hay gente que “no aguanta y se acaba yendo sin luchar”, comenta Alberto Hernández, pero nosotros esperaremos a que Testa mantenga las condiciones actuales, aunque ello conlleve que “empiecen a llegar las demandas de desahucio”.

Medidas de apoyo del Ayuntamiento
Por su parte, el Ayuntamiento de Móstoles ha abierto una mesa de negociación en la que pretende que estén presentes tanto los afectados como las empresas y los representantes políticos con el objetivo de lograr una prórroga de las condiciones actuales, aunque las empresas han informado que se niegan a acudir. Asimismo, desde el Consistorio mostoleño se han aprobado diversas mociones en los Plenos Municipales dirigidas a la Comunidad de Madrid con el objetivo de que las empresas paren la especulación y mantengan las condiciones de los contratos de alquiler con opción de compra que firmaron los inquilinos.


EDICIÓN IMPRESA
EDICIÓN DEPORTES
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© COMUNICACIÓN Y EDICIÓN MOSTOLEÑA INDEPENDIENTE, S.L. 2014 • Todos los derechos reservados / Aviso Legal / Política de Privacidad
Fernando Roncero, 6 - 1ºD • 28937 Móstoles • T 91 614 28 76 • redaccion@mostolesaldia.com